jueves, mayo 05, 2011

Estimado Anónimo: El intercambio académico es en ambas direcciones


El siguiente comentario apareció en respuesta a mi post "esta será tu ultima vez":

"Ted, le han permitido ir a Cuba 15 veces. ¿Cuántas veces piensa usted sería admitido un comunista cubano en los EEUU para encontrarse con los izquierdistas norteamericanos? Ninguna. Y Cuba teme legítimamente por su seguridad, a diferencia de los EE.UU."

Las personas que me leen en inglés deben saber que estoy en proceso de traducir mi post anterior al inglés. Ahora, aunque no conozca al autor de este “anónimo”, su pregunta merece un minucioso tratamiento, por ser representativa del acercamiento al tema de Cuba que existe en el pensamiento progresista norteamericano.

Estimado Anónimo,

Comparto su enojo respecto al doble rasero aplicado por el gobierno de los EE.UU, y reconozco que todos los países – y especialmente éste bajo "W." - pueden llegar a ser arbitrarios e incluso vengativos decidiendo a quién y por qué permiten la entrada en su territorio - sobre todo cuando se trata de cubanos que no son ni inmigrantes ni desertores, sino académicos o políticos.

No obstante, usted está equivocado en tres puntos claves:

1) Los EE.UU., de hecho, sí permiten la entrada a su territorio de comunistas cubanos que vienen a reunirse con izquierdistas norteamericanos. ¡Yo mismo soy uno de esos "izquierdistas" con quienes ellos se encuentran! Aunque en mi caso no se trate de actividades políticas sino más bien académicas y culturales.

Más concretamente. Hace justo un mes visitó el Bildner Center de New York, una amplia delegación de lo que usted llama con crudeza “comunistas cubanos”. Dicha delegación incluyó a varios “economistas comunistas”, como Omar Everleny Pérez, Pavel Vidal, Armando Nova, y Camila Piñeiro-Harnecker que presentaron sus trabajos acerca de los cambios a la economía de Cuba en el Bildner Center (vea aqui las ponencias). Todos fueron muy agudos, francos y abiertos respondiendo a las espinosas preguntas que les hacían; y ninguno tenía sangre de niños cubanos corriéndole por la barbilla.

Esa delegación incluyó también al exdiplomático, politólogo y profesor de la Universidad de La Habana Carlos Alzugaray cuya visa fue inexplicablemente demorada. Varios académicos norteamericanos (incluyendo a quien le “habla”) y activistas de izquierda enviaron correos electrónicos e hicieron llamadas a Washington para asegurarse de que Alzugaray pudiera reunirse con nosotros. Finalmente llegó a tiempo para su panel, e incluso compartimos juntos en la fiesta que luego le preparamos al escritor cubano Leonardo Padura.

¡Que viva el diálogo!

¿Cómo conocí a Carlos? A Carlos Alzugaray lo conocí el año 1999, en uno de los primeros viajes investigativos que hice a la isla con visa de turista (fueron 15 en total). Durante ese viaje participé en una conferencia académica oficial; esto no se debe hacer con Visa de Turista, pero curiosamente a nadie le importó por entonces. (No hubo interrogatorios ni fui conminado a no volver jamás).

Volviendo al punto, también conocí a muchos “comunistas cubanos” mientras cursaba posgrados; no precisamente en La Habana, sino en la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, Louisiana.

¿Cómo se explica la presencia de estos comunistas cubanos en los EE.UU. si, como usted dice, a ninguno le es permitido entrar? Pues resulta que sí, muchos pudieron venir durante el gobierno de Clinton.

Más aun. En la misma Tulane o en otros sitios de los EE.UU. he tenido el privilegio de reunirme con cubanos como Rafael Hernández, Roberto González (epd), Julio Carranza, Pedro Monreal, Esteban Morales, Alfredo Prieto, Aurelio Alonso, Lillian Llanes, Rufo Caballero (epd), Emilio Ichikawa, Wilfredo Cancio, y Leonardo Padura entre otros. Es cierto que no todos son comunistas (ya) ni todos viven en Cuba, pero algunos sí son comunistas cubanos que residen actualmente en la isla.


2) Su declaración insinúa que soy un conservador político cuyo propósito en Cuba era reunirse con políticos o activistas de la extrema derecha.

Erró los dos tiros. Soy un socialdemócrata (aunque nosotros no usamos esa denominación política en los EE.UU.). Y no fui a Cuba a reunirme con ninguna facción o tendencia en particular, sino a conocer cómo han acogido los micro-empresarios cubanos los cambios económicos realizados por Raúl.

Otro motivo de mi viaje fue trascender la visión Yoani-céntrica de la blogósfera cubana. Admiro a Yoani, la considero mi amiga, y en el pasado la he defendido de imputaciones infundadas y difamaciones, pero mi intención al reunirme con los blogueros cubanos (incluyéndola a ella y su marido Reinaldo Escobar) no era ensalzar su figura. ¿Acaso ella necesita de mi ayuda?

Mi propósito en cambio fue, siguiendo el consejo de Carlos Alzugaray (quién el año pasado me animó a seguir el trabajo de los blogueros de Havana Times y Bloggers Cuba), conocer personalmente a una amplia variedad de blogueros, y escuchar de su propia boca cómo y por qué empezaron a escribir blogs, cómo organizan sus portales colectivos, y cómo mantienen una voz independiente en una atmósfera donde abundan los vituperios; tanto para aquellos que discrepan (supuestos lacayos del imperio), como para los que apoyan el proceso revolucionario (presuntos portavoces oficialistas del gobierno).


3) Coincido con usted en que Cuba tiene legítimas razones para temer por su seguridad frente a los EE.UU. (especialmente por el embargo norteamericano y los esfuerzos para desestabilizar al gobierno); pero concédame que esas preocupaciones son frecuentemente manipuladas y exageradas con el propósito político de obstruir el disentimiento legítimo, el pensamiento independiente y la acción.

Como ya dijo el bloguero cubano Alfredo Fernandez en Havana Times: “No tiene ningún sentido lógico confundir ‘disidentes’ con ‘mercenarios’, desde el momento que los primeros son presumiblemente motivados por las ideas, mientras los segundos sólo andan tras el dinero”. Pero supongo que la política tenga su lógica propia.

Los EE.UU. también tienen legítimas preocupaciones con respecto a su seguridad, pero no debido a los comunistas cubanos.

Añado además, que tengo un largo curriculum de transparencia e imparcialidad. Si la Seguridad del Estado cubana es tan buena como todo el mundo dice, debería saber que no hay razón para recelar de mí: he demostrado con mi actuar cotidiano a lo largo de estos años que soy independiente, inclusivo al extremo, y no tengo nada que esconder.

Yo incluso suelo reunirme para almorzar o conversar, aquí en la ciudad de New York, con los miembros de la Misión de Cuba en la ONU. Ellos estaban bien enterados de mis planes de visita a Cuba en el pasado mes de abril, y quizás de manera ingenua les di la dirección y el teléfono donde me iba a quedar, para que así pudieran localizarme (habían prometido invitarme a un mojito en mi próxima visita a La Habana).

Asumo que todos ellos son diplomáticos, pero algunos también pudieran ser espías. Aún así, a menudo sostenemos francas y amistosas conversaciones mientras almorzamos nuestro curry nuyorquino. Generalmente coincidimos en cuanto a la política extranjera de los EE.UU. hacia Cuba, pero raramente lo hacemos respecto a la política doméstica cubana.

De hecho, hace poco fueron muy amables conmigo: me regalaron una botella de Havana Club de contrabando "Añejo Reserva" para que me mantuviera caliente durante este último invierno de New York, que fue largo y brutal. Me pregunto si después de esto continuarán reuniéndose conmigo; luego de que las fuerzas de la Seguridad del Estado me asumieran (probablemente) como “persona non grata”.

O tal vez será como tan apropiadamente puso OLPL hoy en su blog: quizás para ellos, "Ya no soy el Yuma, sino solo un Yanqui."

Reitero: Ni la Seguridad del Estado cubana ni el gobierno cubano tienen nada que temer de mí. A menos que, por supuesto, ellos le teman a la pregunta equilibrada y al diálogo abierto, honrado y justo.

Al principio pensé que había sido interrogado y echado por haberme encontrado con ciber-activistas que critican al gobierno, sin embargo me pregunto si la verdad no será justamente lo contrario.

Tengo la impresión, por los comentarios de los segurosos en el aeropuerto, que lo más inaceptable para ellos fue mi acercamiento con respeto y comprensión, a blogueros como Elaine Díaz (a quien el gobierno ha intentado convertir en una santa revolucionaria) o La Joven Cuba (a quienes los críticos del gobierno han tachado de "oficialistas"). Como propone Elaine: deshagámonos de estos adjetivos laudatorios y epítetos denigrantes; llamémosles "bloggers y punto."

Es usual que los líderes lleguen al poder a través de una justa lucha contra enemigos reales. Sin embargo esos mismos líderes, para retener su poder, suelen inventar nuevos enemigos – desconfiando quizás del modo en que proceden las nuevas generaciones: distinto a como ellos pretenden.

Como bien se pudo apreciar en el video de la "ciberguerra" de la mini-serie "Razones de Cuba”, los aparatos de la Seguridad prefieren tener a los jóvenes blogueros cubanos aislados y divididos - calificando alternadamente a uno y a otros de "oficialistas" y "mercenarios" - que llamando al diálogo y al debate crítico, constructivo, y respetuoso.

Si los blogueros cubanos hicieran esto comprenderían que es más lo que los une que lo que los separa: son jóvenes, modernos, habilidosos con la tecnología; además, andan en busca de sus propias voces y de un (ciber) espacio donde construir la Cuba del futuro.

14 comentarios:

  1. However, it should be remembered that most Cubans are not allowed by their own government to travel anywhere. Cuba is one of the very few countries that require its citizens to obtain an exit visa before they may travel outside the country, and exit visas are rarely given. Regretfully, the U.S. also practices a form of this violation of personal liberties by not allowing most Americans to freely travel to Cuba, even with the categories of travel currently permitted. Cuba's restraint on travel by its citizens is clearly more egregious than the U.S., but both are wrong.

    ResponderEliminar
  2. Dear Ted,
    What a wonderful reply. I believe in open dialogue, and don’t see why you should not avail yourself the opportunity to travel to Cuba and be more familiar with the main subject of your studies just because others cannot match you in the number of visits to either country. Be their inability due to economic, political or other reasons. You have had that chance and have made the best out of it.
    I believe that every chance you get to travel, you deepen your understanding of a wonderful and interesting culture and history, which results in students like I benefiting from the information passed on by you, not only through your classes, but through your books, blog and persona.
    S. Garcés.

    ResponderEliminar
  3. Just Clarifying to Anonymous May 6, 12:49 PM. You seem to contradict yourself when in the first paragraph you say and I quote “Cubans can travel anywhere they want” You omit that they can travel anywhere they want if and only they have “that stupid ‘Permiso de Salida’ o Carta Blanca (Tarjeta Blanca is called, to be more exact) which you mention in your second paragraph stating that you oppose it. Hence Cubans CANNOT travel anywhere THEY want. Being Cuban and having waited for my Tarjeta Blanca for 17 years in order to leave the country I can assure you that 86cane’s statement is true in all its parts. And what has the USA TODAY poll anything to do with “having to have a governmental permission” to travel overseas?

    ResponderEliminar
  4. Dear anonymous 4:22 you are more more confused than a goat in a desert regarding the inability to travel freely in Cuba.
    Ask Yoani Sanchez how many times the Cuban government have denied her permission to go outside Cuba.
    Ask any Cuban what type of explanation Ricardo Alarcon has given on the inability to travel freely to the Cuban people.
    You have to learn a little more about the repression in Cuba.

    ResponderEliminar
  5. The "Tarjeta Blanca" is in fact an exit visa that a Cuban citizen must obtain from the Cuban government before they are allowed to travel outside the country. They are difficult to obtain whether you have the money to travel or not, and if you happen to be someone that the Cuban government doesn't care for, you don't get one, as was recently the case with Yoani. Simply put, the Cuban government decides whether one of its own citizens gets to travel or not.
    By 86cane
    (El Yuma inadvertently erased this comment.)

    ResponderEliminar
  6. Dear Anonymous and 86Cane,
    Yoani have been playing with fire and she knows it, as know many others that have played outside the rules of the government and have had their permission denied/delay/revoked ...17 years anyone?? ask el Yuma...
    But that's harina de otro costal.
    And I, by the way, think that's unjust and bull crap, but let's be honest with the issue at hand and my initial point;
    Let's say you have the 'Tarjeta Blanca' because the Cuban government don't mind you getting out of Cuba -by the way, more than 90 percent of the cases are given that exit visa with no delays. Then dear friend, what does a 'Cubano de a pie' has to obtain to be able to 'freely travel"?
    Please do not avoid the issue here.
    Tell us please, what a Cuban requires to travel besides the infamous Tarjeta Blanca. And when you do please tell us how many countries in the world are in the same predicament(if you exceed the word limit for the post, continue with a next one)
    Being from Cuba, born there doesn't give one license to misguide others or impose one's views because of your position of having being a long time victim of a system or series of injustices. Once you get out of that crappy situation you have time and the advantage position to look at things more objectively. That's 'un deber de todos nostros los Cubanos', let's stop playing the victims for solidarity and pitty.
    86cane said also,
    exit visas are rarely given'
    Now come on!! why do we have to accept that statement and continue fighting a lie with another lie.
    He/she also said that 'most Cubans are not allowed by their own government to travel anywhere'
    That's very misguiding, and we the Cubans that got out of Cuba know it for a fact. At least the ninety percent of the Cubans I know. (notice I say know, dint say my friends)

    ResponderEliminar
  7. And the United States has often denied entry for Cuban academics, politicians and cultural groups based entirely for political reasons. Conferences are held outside of the United States for this reason. But Cuba gets criticized, America rationalized.

    ResponderEliminar
  8. Ted,

    Very sharp and objective your post. Thanks!
    Eugene.

    ResponderEliminar
  9. And most Cubans don't have a passport because they don't want to travel. No wait, because they can't afford to travel. But absolutely everyone in the United States can afford to travel. Boy, talk about manipulating the facts. Travel is NOT a human right. Housing, health care, food, education are human rights. Travel is a civil right. Facts are a tricky thing, depending on what end of reality you're looking at. I don't agree with having to ask permission to travel -- but that's exactly what Americans have to from their govt if they want to travel to Cuba (unless you're Cuban American). So condemn the Cuban government's stupid rules of the tarjeta blanca -- but do it in the same breath you condemn America's travel restriction and the political manipulation of their policy. And while it is a ridiculous imposition, with little if any justification, there are many Cubans who do travel and get the tarjeta very easily. It is used for political purposes, but nobody plays that game better than the hard-right in Miami when it comes to Cuba.

    ResponderEliminar
  10. Anonymous May 8, 2011 12:56
    Please, please tell us how many times you've travel to any industrialized country (from the U.S or the E.U or wherever you are) with your Cuban passport and tell us what did they ask you to be able to get on that plane to go to your twice-a-year-dream-vacation. Please...
    Most Americans don't travel abroad because they can not afford a vacation abroad. Most can't fill up their gas tank right now.
    I know, it's the socialist, Kenyan Muslim, terrorist, fascist Barrack Hussein Osama's fault, right?
    It's all about about the money, baby.
    There is no manipulation on any of my statements. Just facts. I am not gonna keep participating in propagating a big lie that us Cubans have been using to play the victim and invoke pity and sympathy. The fact is that 'Tarjeta Blanca' is wrong, and the Cuban gov. uses it for political reasons in CERTAIN cases. In most cases people like myself and the hundreds of Cuban that leave the island daily get that permit easily (Yoani and people that decide to openly fight against the Castros get used by them to intimidate others that's called politics). The rest is about money, money, money that Cubans simply do not have. The causes being the fail economic system, blah, blah, whatever...many, many people of every country of the world are on the exact same boat. Stop the LIE.

    ResponderEliminar
  11. polo
    come on, lets not turn this blog into one complete lie after another. cubans can visit havana without authorization, i know friends do it all the time. if you asked a cuban if he needs authorization to visit havana he'd look at you like you're a complete moron, then laugh in your face. Now, moving and living in havana, that's a different story and often you do need authorization. but talk about bulls..t this blog should not allow this level of propaganda. stop it or lose all cred.

    ResponderEliminar
  12. Ha pasado tiempo desde la publicación de esta entrada y no la había leído. Me ha parecido muy buen artículo.
    Me gustaría hacer alguna pregunta:
    Parece que te consideras una persona de izquierdas en el sentido que se le da a ese concepto en Europa y LA. ¿Es así?

    Si te consideras socialdemócrata, pero no es esa la palabra que se usa en EEUU, ¿en EEUU cómo te consideras, qué adscripción política tienes? ¿Militas en algún partido?

    Es obvio que no comparto la posibilidad de que no puedas regresar a la isla,Es más no creo que eso se vaya a dar. La única forma de saberlo es cuando vuelvas a solicitar una visa turística y no tengas problemas de entrada. Me gustaría que "sin avisar", eso se diera lo antes posible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Javier Alejandro Estrada.10 de octubre de 2011, 2:07 PM

    Solamente puedo decir ¡Amén! Magnifica disertación en una respuesta que toca, como se dice en Cuba, todos los palos, sin dejar de lado ninguna de las aristas de la controversia existente en la isla con respecto al tema bloggers.

    ResponderEliminar